Capítulo 1: introducción

Mateo 28:18-19 nos declara la gran comisión de la Iglesia de Cristo, y nos enseña que los pueblos no alcanzados están en el corazón de Dios. No se trata de que solo más y más individuos se conviertan a Cristo, sino de que más y más pueblos o etnias sean alcanzados con el evangelio y con la palabra de Dios. En el texto, el vocablo naciones se traduce del griego “ethne”, que significa grupos étnicos. Se estima que en el mundo hay cerca de 12 mil grupos étnicos con diferencias lingüísticas y culturales suficientes para considerarlos distintos y únicos, de ellos cerca de 3 mil aún no tienen la Biblia traducida en su lengua materna, no conocen el nombre de Jesús, ni tienen Iglesias establecidas.

Por esto, nuestro enfoque como Ministerio de Misiones de la Iglesia Renacer son las misiones transculturales, siguiendo el ejemplo del Apóstol Pablo, quien afirma “mi gran aspiración siempre ha sido predicar la Buena Noticia donde nunca antes se ha oído el nombre de Cristo, y no donde otro ya ha comenzado una iglesia. He seguido el plan que mencionan las Escrituras, donde dice: “Los que nunca se enteraron de él verán, y los que nunca oyeron de él entenderán” (Carta a los Romanos 15:20-21). Pero también siendo motivados por las vidas de hombres de Dios, quienes hicieron de las misiones transculturales su estilo de vida en los siglos XVIII y XIX, una época de gran avivamiento espiritual en las naciones protestantes como Inglaterra, Escocia y Estados Unidos.

Conoceremos más de cerca las vidas de hombres como Guillermo Carey, considerado el padre de las misiones modernas, misionero en India durante 41 años, Hudson Taylor, el padre de las misiones en China, David Livingstone, explorador incansable y misionero en África, David Brainerd, misionero entre los pieles rojas norteamericanos, James Chalmers, misionero en las tribus antropófagas africanas, Enrique Martyn y Charles Studd, entre muchos otros.

Equipo Ministerio de Misiones Iglesia Renacer